Mendoza ha sido testigo de muchas tradiciones que se han mantenido vivas a lo largo del tiempo. Una de las más apreciadas es la preparación de las empanadas mendocinas, una joya de la gastronomía argentina cuya historia y sabor están profundamente enraizados en la cultura local.

Las empanadas mendocinas son más que una simple comida; son una tradición que ha sido transmitida de generación en generación, cada familia agregando su toque especial, pero siempre manteniendo la esencia que las hace inconfundibles. Para entender por qué son tan apreciadas, es necesario explorar tanto su origen como los elementos que contribuyen a su sabor único.

La historia de las empanadas mendocinas se remonta a la época colonial, cuando la región de Cuyo, comenzó a desarrollarse bajo la influencia española. Las empanadas, tienen sus raíces en la cocina árabe, traídas a la Península Ibérica durante la invasión musulmana en el siglo VIII. Los españoles adoptaron y adaptaron esta preparación, llevándola a América durante la conquista.

En Mendoza, las empanadas evolucionaron para reflejar los ingredientes locales y las costumbres culinarias de la región. Con el tiempo, se convirtieron en una parte integral de la identidad mendocina, sirviéndose en celebraciones, reuniones familiares y eventos comunitarios. La combinación de influencias indígenas y europeas dio lugar a la receta que conocemos hoy, rica en sabor y tradición.

La clave del sabor inigualable de las empanadas mendocinas reside en la calidad de sus ingredientes y en el proceso de preparación, que se realiza con gran esmero. Los ingredientes principales son simples pero cuidadosamente seleccionados.

empanadas mendocinas 4

MASA

Se elabora con harina de trigo, agua, grasa (generalmente grasa de pella) y salmuera. La masa debe ser firme pero flexible, permitiendo un buen manejo al momento de rellenar y cerrar las empanadas.

RELLENO

El relleno es una mezcla de carne vacuna cortada a cuchillo o molida según la receta, cebolla, pimentón, ají molido, comino, huevos duros y aceitunas. Algunos atrevidos incluyen pasas de uva que le dan un toque local. Pero bueno, es una cuestión de gustos.

empanadas mendocinas 3

Cada uno de estos ingredientes aporta un sabor distintivo, creando una sinfonía de sabores en cada bocado. A diferencia de otras empanadas argentinas, las Mendocinas llevan dos partes de cebolla por cada parte de carne. 

La preparación comienza conel relleno. Es ideal dejarlo repasar 24 horas al frío, para que quiera todo su sabor.

La carne, preferiblemente con algo de grasa para mantener la jugosidad, se cocina junto con la cebolla y los condimentos hasta que todo esté bien integrado.

Uno de los secretos para lograr el sabor característico de las empanadas mendocinas es el uso generoso del pimentón y el comino, que le dan un toque especiado sin llegar a ser abrumador. Los huevos duros y las aceitunas se añaden al final, durante el armado, proporcionando contrastes de textura y sabor.

empanadas mendocinas 2

Una vez que la masa ha reposado, se estira y se corta en discos del tamaño adecuado. Se coloca una porción del relleno en el centro de cada disco y se cierra con un repulgue característico, que no solo sella la empanada sino que también es una firma personal del que la prepara. Finalmente, las empanadas se hornean hasta que la masa esté dorada y crujiente. 

En cada mordisco de una empanada mendocina, se puede saborear la historia y la cultura de una región que valora sus tradiciones y celebra la vida a través de la comida. Es un recordatorio de la importancia de mantener vivas las costumbres y de la belleza que se encuentra en las cosas simples pero bien hechas. Las empanadas mendocinas no solo llenan el estómago, sino también el alma, ofreciendo un delicioso vínculo con el pasado y un motivo para celebrar el presente, si es posible con una buena copa de Malbec Mendocino.

Vamos con la receta

empanadas mendocinas 1

Ingredientes

MASA

  • Harina 500 grs.
  • Sal fina 1 cdita.
  • Agua 200 cc
  • Grasa 100 g

RELLENO

  • Cebollas 1 k
  • Carne picada de ternera 500g
  • Grasa de pella 100 g
  • Comino 1/2 cucharadita
  • Aji molido 1 cucharadita
  • Orégano 1 cucharadita
  • Pimentón dulce 2 cucharaditas
  • Huevo 4 Unidad

VARIOS 

  • Huevo batido
  • Cantidad necesaria

empanadas mendocinas 6

PASO A PASO

MASA 

  1. Derrita la grasa.
  2. Entibie el agua con la sal.
  3. Forme una corona con la harina, en el centro disponga la grasa y el agua.
  4. Mezcle todos los ingredientes hasta formar una masa lisa.
  5. Amase unos minutos y deje descansar durante 30 minutos.

RELLENO

  1. Pique la cebolla, hay que gente que opta por una fina pluma. Cuestión de gustos.
  2. En una cacerola con la grasa de pella rehogue la cebolla., que no se dore, pero que quede muy bien cocinada.
  3. Agregue la sal y la carne.
  4. Condimente con el orégano y el ají molido y deje cocinar lentamente.
  5. Aparte cocine los huevos durante 12 minutos, pele y corte en octavos.
  6. Al final de la cocción integre el comino y el pimentón.

ARMADO

  1. Bata el huevo ligeramente.
  2. Estire la masa y corte los discos 12 cm.
  3. Distribuya los discos en la mesa y coloque una cucharada de relleno muy colmada en el centro de cada una.
  4. Encima del relleno ponga una octavo de huevo duro por cada empanada.
  5. Si agrega aceitunas que sean descarozadas.
  6. Cierre y repulgue.
  7. Acomode las empanadas en una placa, pincele con el huevo batido y cocine en el horno hasta que se vean doradas.
  8. Acompañe con un buen Malbec Mendocino y disfrute con familia y amigos.